Toyota Asturias
Toyota Asturias
Toyota Asturias
Toyota Asturias

El piloto de Soto del Real completó un fin de semana de menos a más al volante del Chevrolet Corvette de competición de 1962. Tras las lógicas incidencias de juventud del modelo norteamericano el sábado, De los Milagros terminó sexto este domingo siendo, además, el mejor Chevrolet clasificado tras los todopoderosos Ferrari y Porsche.

José Manuel de los Milagros ha tenido un estreno verdaderamente dulce en los Estados Unidos. El madrileño participaba en el prestigioso y reconocido Rolex Monterey Motorsports Pre-Reunion al volante de un de Chevrolet Corvette de competición de 1962 preparado por Mats Hammarlund y de cuyo mantenimiento en pista se encargaban los especialistas de Intrepid Racing. Y, pese a que no conocía el circuito Mazda Raceway Laguna Seca ni su vehículo, el madrileño ha vuelto a impresionar a todos los presentes en el trazado californiano.

El sábado, De los Milagros vivía su jornada más difícil pues, al tratarse del primer test en competición del Chevrolet Corvette, el modelo todavía tenía áreas en las que había margen de evolución. Tras ser 21º en la sesión de entrenamientos del sábado, el de Soto del Real remontaba hasta la decimoquinta posición más tarde en carrera. Sin embargo, lo más positivo estaba por venir el domingo. De los Milagros lograba el séptimo tiempo en los entrenamientos oficiales en esta ocasión y en la carrera todavía conseguía ganar una nueva posición para ser sexto.

«Ha sido un fin de semana fantástico. Estoy muy contento. El equipo, que por cierto es increíblemente profesional, ha quedado encantado conmigo. Salimos directamente a los entrenamientos de clasificación, así que es normal que el coche tuviese algunos problemas de juventud al principio. Lo cierto es que mejorábamos cuatro o cinco segundos cada vez», comentaba De los Milagros. El único piloto español añadía que «el domingo por la mañana, y tras evolucionar el Corvette por la noche, un problema con un rodamiento no nos dejaba completar más de tres vueltas. Pero el equipo tuvo el coche listo para la carrera en la que finalmente fui sexto, mucho más cerca de la cabeza que el sábado. Los Ferrari 250 GTO me sacaban 30 km/h en recta, así que no eran nuestro objetivo. Pero rodamos cerca de ellos, al igual que del Morgan o los Porsche. De cualquier forma, fuimos el mejor Corvette en meta y el primer coche americano».

Lexus Asturias
Lexus Asturias
Lexus Asturias
Lexus Asturias